Blefaroplastía


Este revolucionario peeling MASKPEEL permite, a base de una crema facial de fenol, remodelar y cambiar todas las células de la epidermis por células nuevas más profundas, obteniendo una piel más joven y sana.

El maskpeel tiene una única aplicación realizada en la misma consulta, se aplica durante una hora, tras la cual el paciente se va a su casa sin vendajes, tan sólo con una capa fina de crema transparente. Esta protección no debe mojarse durante una semana, tiempo que tarda en generarse la piel nueva. Durante este periodo se puede hacer vida normal, aunque es aconsejable hacer reposo. Pasados los siete días retiraremos la máscara y la piel antigua, pudiendo apreciar el sorprendente resultado de inmediato.

En definitiva, el Maskpeel es el tratamiento perfecto para aquellos pacientes, mujeres y hombres que, tanto por motivos profesionales como personales, quieran ofrecer un aspecto más joven y saludable sin necesidad de pasar por quirófano.